Sunday, December 16, 2012

Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales de la UIT ...


O título alternativo "Convención Internacional de Dinosaurios del Telex"

Las últimas dos semanas me absorbió por completo el participar en forma remota de la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI o WCIT por sus siglas en inglés) organizada por la Unión Internacional deTelecomunicaciones (UIT) en Dubai del 3 al 14 de Diciembre.

Desde ya les pido disculpas por lo extenso del artículo,  este es un tema tan rebuscado, que sólo hablar de lo más superficial requeriría un libro.

UIT es una de las organizaciones especializadas de las Naciones Unidas, entre otras cosas responsable de los tratados y estándares que rigen las telecomunicaciones internacionales.

Aparte de mi interés personal y como activista de Internet, me volqué de lleno a seguir la transmisión en vivo via webcast (algo inédito por parte de UIT pero producto de la presión internacional) de las reuniones plenarias y de la Comisión 5, transcripciones en vivo y en archivo, y un sinnúmero de documentos y sus múltiples versiones y modificaciones, haciendo lo posible para digerir, procesar y resumir esta catarata de información con el objetivo de asistir entre otros a Ariel Torres del Diaro La Nación de Argentina, y a Alicia Bañuelos entrañable amiga y colega Pionera de Internet en Argentina.

Porqué tanto interés en esta reunión ? Pese a que UIT realiza conferencias y reuniones regulares constantemente, CMTI en particular es de las reuniones de esta organización que se realizan para la creación o actualización de tratados que regulan y rigen las telecomunicaciones internacionales. Pese a que estos tratados se aplican principalmente a todo aquello que tenga que ver con servicios, infraestructura, tarifas, resolución de conflictos, etc, a nivel internacional, en muchos casos es tomado como marco de referencia para en varios países adecuar o adaptar la legislación y normas que se aplican a nivel nacional y/o regional.

Hoy en día con la penetración de Internet en todos los ámbitos, uno tendría que ser marciano para no darse cuenta que Internet ha revolucionado completamente las telecomunicaciones y la forma en que se produce su desarrollo, no sólo técnico sino también de las políticas asociadas a la misma, con participación multisectorial, de "abajo hacia arriba" y con gran grado de apertura y transparencia. La antítesis de UIT, donde hasta ahora este tipo de reuniones son cerradas y con negociaciones secretas, y donde sólo participan representantes de los Estados miembros y un selecto grupo de organizaciones parte de un club, que en cierta medida Internet ha tornado inútil y obsoleto.

La urticaria generada por esta conferencia en muchos de quienes tuvimos la oportunidad de experimentar el nacimiento de Internet, y contribuir para su desarrollo y crecimiento, comienza mucho antes de la misma conferencia. Vint Cerf entre otros fué bastante explícito en calificar a UIT de Dinosaurios (La Nación, 4 de Diciembre). Ya se sabía de antemano que UIT iba a utilizar esta conferencia para incluir de lleno el tema Internet, con el objeto de regular absolutamente TODO, desde los aspectos físicos de la red, la forma en la que se intercambia tráfico entre proveedores, permitir la inspección desmedida de contenido y filtrado del mismo, promover un cambio de paradigma financiero forzando a quienes generan contenido (con o sin fines de lucro) a tener que pagar por permitir que otros utilicen la red para acceder a los mismos, y la lista mucho más extensa, incluía referencias explicitas a una lucha que viene por años entre UIT y ICANN por la administración y control de ciertos recursos de la red como el Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y la distribución de direcciones de Internet (direcciones IP) y otros identificadores.

De haberse salido UIT con la suya, Internet se convertiría en una red completamente fragmentada, con políticas de acceso restrictivas, económicamente inviable para muchos, y tecnológicamente hubiéramos vuelto a la época de las cavernas.

Producto de varias conversaciones e intercambio de ideas con Vint y otros a principios de este año, a mí en particular me preocupaba que posición iba a presentar Argentina al respecto, porque temía que iban a ir con la corriente (presionados por Brasil y otros países de la región), sin participar activamente de las discusiones (salvo contribuciones en discusiones a nivel regional,) firmando finalmente un tratado que afectara a Internet y sus usuarios. Así que a la distancia y por distintos medios traté de ver que era lo que se podía hacer, lamentablemente entre cacerolazo va, 8N, 7D, el circo de La Fragata y la pavada demagógica del día, siendo el grupo Clarín el culpable de todos nuestros males, el tema de esta reunión quedó completamente enterrado.

El texto de las Actas Finales que han sido el producto final de esta conferencia, previo y durante los primeros días de la misma era muchísimo peor, diría casi de terror. Afortunadamente aparte de contactos embebidos en el proceso con acceso a los documentos, dos websites realizaron un magnífico trabajo de hacer los mismos públicos, algo que UIT no pudo frenar.


En ciertos momentos la reunión era semejante embole, donde podían
pasarse horas discutiendo una letra de una sigla o una palabra en un
párrafo de tres. Delegados como el de Egipto aprovechan para
para echarse una siestita.


Durante la reunión las negociaciones fueron intensas y agotadoras, sin duda Estados Unidos y muchos de los países de Europa fueron quienes tomaron el liderazgo y ejercieron la mayor presión para remover la mayor parte del texto que hacía referencia a cuestiones de Internet fuera del marco previo de este tratado que la última vez que se modificó fue en 1988.


Era sabido de antemano que Estados Unidos no iba a firmar el tratado y menos ratificarlo (no lo hacen desde hace 110 años), pero existía mucha expectativa sobre el contenido final del mismo dado que el Secretario General de UIT, Mr. Touré, se había comprometido en no incluir el tema Internet o relación a sus contenidos. Desafortunadamente Mr. Touré falló completamente en cumplir con su palabra.

Entre las actitudes más salientes de esta conferencia se destacaba la constante referencia al tema Derechos Humanos por parte de países, que para decirlo sin vueltas y en cristiano, se cagan en los mismos. O de otros como Nigeria hablando sobre controlar SPAM y fraude (sin hacer notar en ningún momento la cantidad de porquería como esa que todos recibimos día a día,) o China quejándose de acceso restringido mientras al mismo tiempo ajustaban las perillas de su "pequeño" firewall para que en su país no se enteraran de lo que estaba diciendo su propio representante, que cometió la imprudencia de decir que usó Google para buscar la definición del término "Seguridad."


La avanzada tecnología utlizada por UIT para las votaciones...
Y quieren tomar control de las tecnologías de Internet :-)

Sumado al circo generado por los propios representantes de los Estados miembros, el Presidente de la Reunión, Mr. Al-Ghanim, estaba más preocupado por avanzar la agenda de la reunión y satisfacer de una manera u otra las apetencias del Secretario General, incluyendo el viejo truco en UIT "quiero ver que siente el 'piso' en relación a esta resolución" empomando de esa manera a la mayoría de los delegados que a la 1:30am ya estaban algunos ausentes, otros dormidos, en pedo y otros en la baba.

Al-Ghanin y Touré intecambiando figuritas
Foto cortesía de UIT
Mr. Touré prometió que la conferencia iba a seguir la tradición de UIT de resolver las diferencias con la búsqueda de consenso (mentira,) que en verdad es una mala palabra en UIT, el consenso no existe y las diferencias se resuelven en reuniones cerradas y secretas que no incluyen a todos los Estados miembros, y que en particular en esta conferencia incluyó guardias apostados en las puertas de las salas de reunión para evitar el ingreso de colados.

Mr. Touré tratando de vender espejitos de colores
en una de las tantas reuniones de grupos "ad-hoc"

La participación de Argentina fue esencialmente inexistente, salvo mínimas intervenciones de pocos segundos en cuestiones administrativas o comentarios como "estamos de acuerdo en discutir primero lo primero ...," con una delegación mínima que incluía varios representantes de empresas multinacionales, comparada con Brasil que llevó 55 delegados o Estados Unidos 130. Y tal como temía previamente terminaron firmando las actas finales, pero como tantos otros países con reservas, las que incluyen en uno de sus párrafos la cuestión de la soberanía de las Islas Malvinas, que uno podría aceptar como una causa valida, pero en este contexto completamente fuera de lugar. Se olvidaron de incluir el tema de La Fragata (cosa que hubiera sido interesante porque dos personas de Prefectura Naval Argentina, figuraban listados como parte de la representación de Argentina.)


En definitiva, pese a que se logró eliminar la mayor parte del texto que hubiera afectado a Internet, sobrevivieron algunos artículos como el 5A y 5B, que subrepticiamente proveen el marco legal para la inspección y filtrado de tráfico.

Dada la existencia de esos dos artículos y una resolución (sin peso legal como el tratado) que habla explícitamente sobre Internet y solicita al Secretario General a tomar acciones, más allá de Estados Unidos que se asumía no iba a firmar, de los 144 países habilitados para firmar, 55 no lo hicieron, y la mayoría de los restantes lo hicieron con reservas.

Es interesante notar que una gran cantidad de los países que firmaron el tratado representan regímenes autoritarios o democracias inmaduras o fallidas. Les dejo como tarea para el hogar determinar en que columna poner a Argentina.

Infographic cortesía de Mark Buell/CIRA
http://infogr.am/-mebuell_1355447340

Aún queda por ver que países van a ratificar el tratado cuyas regulaciones se aplicarían el 1 de Enero de 2015, o sea la Sociedad Argentina tiene 24 meses para hacer saber al Gobierno que posición debería tener el país respecto a estas regulaciones.

Afortunadamente para mi salud mental y de mi familia que me ha tenido que soportar puteando por once días, la conferencia ya es historia, pero queda aún mucho por hacer para que los "dinosaurios" finalmente continúen en su proceso de extinción y dejen a Internet en paz ...

Saludos Cordiales
Jorge aka Pete